3 propósitos de año nuevo para mejorar tu estrategia de marketing

Generalmente, después de terminar el periodo vacacional de diciembre (en el que todos tus esfuerzos por cumplir la dieta e ir al gym se convierten en un gran fracaso) y empezar una nueva etapa, hacemos una lista de objetivos que queremos cumplir a lo largo del año.

Tenemos cientos de resoluciones que impactarán cada aspecto de nuestra vida: desde nuestra salud, finanzas y negocio, hasta nuestras relaciones y espiritualidad.

Al comenzar el año sentimos que nos podemos devorar al mundo, que nada nos va a poder detener y que, sin lugar a dudas, cumpliremos todas nuestras metas.

Conforme van pasando los días y las semanas (más o menos después del primer mes) todas esas ganas que teníamos al comenzar el año parecen haberse agotado. Ahora todos esos sueños que perseguimos parecen agotadores e inalcanzables.

¡¿Qué?!, ¡¿pensabas que eras al único al que le ocurría esto?! Afortunadamente como tú, habemos muchos.

Checklist mis metas del 2018

¿Desde hace cuánto tiempo te has propuesto tener más clientes?, ¿lanzar un nuevo producto o línea de servicio?, ¿expandir tu alcance y sumar a más personas a tu equipo?

Aunque hay algunos factores internos que pueden estar saboteando tu progreso (como establecer metas que no son realistas o no poner una fecha límite para alcanzarlas), hoy te vamos a dar 3 propósitos que te van a ayudar a impulsar tu negocio en este año.

Para todo lo demás puedes leer libros de desarrollo personal, ver videos de coaching o unirte a algún master-mind.

Los tres objetivos que te presentaremos son muy efectivos y fáciles de alcanzar. Lo difícil es que los pongas en práctica.

Por más contenido, tips y herramientas que te brindemos, si no pasas a la acción nada va a cambiar. ¡Es momento de que comiences a aplicar todo lo que sabes!

Sin más preámbulo, aquí te dejamos 3 objetivos y actividades que si implementas a lo largo del año, te ayudarán a hacer crecer tu empresa.

  1. Video: aunque el contenido sigue siendo el rey, un aspecto que de suma importancia, pero la mayoría de las veces pasa desapercibido, es que debemos dominar distintos lenguajes y respetar el idioma de cada plataforma. Tal vez esto te sonó algo confuso, así que te lo explicaremos en seguida.

    Cuando hablamos de “distintos lenguajes” no nos referimos a saber español, inglés y alemán, si no dominar distintas formas de presentar tu contenido: escrito, a través de voz y/o video.

    Además de tener en cuenta los distintos “idiomas”, también hay que estar conscientes de que en cada plataforma (como un Blog, Facebook o Instagram), la manera en la que presentas tu contenido cambia.

    Un error bastante común con las empresas que utilizan las redes sociales, y desgraciadamente también algunas agencias que ofrecen servicios “profesionales” de community management, es utilizar el mismo contenido a lo largo de todas las plataformas, sin cambiar el formato y hacerlo nativo a la plataforma.

    Hoy por hoy (aunque nos duela a todos los SEO's del mundo), el contenido escrito está siendo sustituído por el video en todos los canales.

    No importa de qué red social se trate, los videos se están apoderando poco a poco de toda la atención.

    Es por eso que nuestra primera recomendación es que te atrevas a producir contenido en forma de video. Aunque es una tendencia que ya está en marcha, todavía estás a tiempo de poder aprovechar de sus grandes ventajas.

    Como un pequeño bonus a esta meta, te queremos decir que el mito de que “la producción de video es muy cara, difícil y debe ser muy elaborada”, es completamente falso.

    En la actualidad tenemos a nuestro alcance todas las herramientas necesarias para crear contenido de este tipo: un smartphone con cámara y software gratuito para editar video. Sólo tienes que invertir tiempo.

    Cámara de video
  2. Medir: otro de los errores que debes solucionar este 2018 es no medir tu progreso, la falta de él y dejar de enfocarte en las “métricas de vanidad” (que en realidad son un número que no te dice nada).

    “Lo que no se mide, no se puede mejorar”

    Si empiezas tu estrategia de marketing (o a decir verdad, cualquier otra estrategia) sin tener datos de cómo te encontrabas antes de aplicarla o sin monitorear constantemente tus resultados, estás condenado al fracaso.

    Si no tienes información ¿cómo vas a saber si la estrategia te está funcionando adecuadamente o si sólo estás perdiendo tu tiempo y dinero?

    Si ya estás llevando a cabo un plan de medición, ahora es importante seleccionar las métricas y objetivos correctos.

    Uno de los ejemplos más comunes de una estrategia de medición mal empleada son las campañas en Facebook (pagadas u orgánicas).

    Muchas empresas suben contenido a esta red social sólo por tener algo que publicar, sin un objetivo concreto. O la otra cara de la moneda, es que creen que obtener likes en sus publicaciones o aumentar sus seguidores es un indicio de que van a aumentar sus ventas.

    Debes tener bien definido qué es lo que quieres lograr y no dejarte llevar por la cantidad de me gusta y comentarios que tus publicaciones reciben (a menos que tu objetivo sea aumentar el engagement o mejorar tu branding)

    No mezcles peras con manzanas

    ¡"Enfócate
  3. Invertir: como lo hemos repetido en varias ocasiones, estamos viviendo en una era digital. Hasta hace algunos años, invertir en anuncios de radio, televisión, publicidad impresa o espectaculares generaba un gran retorno de inversión.

    Actualmente, ese tipo de publicidad se está quedando atrás. Gracias al nacimiento del internet surgió otro tipo de publicidad mucho más efectiva.

    Ahora no sólo puedes alcanzar a personas de todo el mundo, sino que puedes segmentar muy bien tu mercado. Y lo mejor es que el precio que debes pagar para hacerlo es bastante accesible.

    Si todavía estás invirtiendo en medios tradicionales y no te enfocas en la publicidad online, estás dejando escapar un mundo de oportunidades.

    Es increíble el ROI que puedes obtener de la publicidad pagada en internet.

    Por ejemplo, con Google AdWords puedes aparecer en los primeros puestos de resultados cuando la gente busque frases relacionadas con los productos o servicios que ofreces. Además, lo puedes delimitar por territorio y horario para que sólo la gente que está interesada en lo que ofreces y la puedes “atender”, se convierta en tu cliente.

    Otra de las ventajas de AdWords, es que sólo te cobran por cada vez que alguien le da clic a tu anuncio. Si la gente lo ve pero no entra a tu página ¡no pagas nada!

    Otra herramienta que es muy potente y actualmente está infravalorada son los Facebook Ads. Aunque aquí la gente no está activamente buscando comprar, su poder radica en la increíble segmentación que puedes configurar.

    Facebook te muestra anuncios de acuerdo a tu intereses y en la herramienta de anuncios puedes seleccionar si tu anuncio se va a presentar en todo el mundo o sólo a un estado o ciudad en particular; si lo podrán ver hombres y/o mujeres, de cierta edad, que hablen un idioma (o más) en específico, que comparten algunos intereses, con un puesto de trabajo en particular.

    ¡Puedes obtener un enorme retorno de inversión!

    El internet y la tecnología están cambiando radicalmente el mundo de la publicidad. No te quedes atrás y recuerda que debes estar donde tu cliente ideal está (que seguramente se encuentra en alguna de estas 2 plataformas).

    Invierte inteligentemente, invierte en internet

Te invitamos a que en este 2018 salgas de tu zona de confort y empieces con alguno de estos 3 propósitos, aunque a decir verdad, ¡obtendrás resultados excelentes si empiezas con las 3 en conjunto!

Y si necesitas ayuda con cualquiera de estas 3 tareas ¡contáctanos! Haremos que el 2018 sea el mejor año de tu empresa.


déjanos tus datos

tomemos un café

hola@headtag.mx
22.23.06.09.00