Mitos de Google AdWords

Google AdWords

Una de las empresas más importantes del mundo y la página web más visitada en internet es Google. Sin lugar a duda has entrado a este motor de búsqueda miles de ocasiones y en cada una de ellas te ha dado la respuesta de lo que estabas consultando.

Esta herramienta tiene tanta influencia dentro de nuestra vida diaria que en el 2008 la Sociedad Americana de Dialectos escogió el verbo googlear como el más importante de ese año.

Piénsalo por un momento: ¿a dónde acudes si quieres realizar una investigación?, ¿si quieres encontrar la letra de una canción?, ¿o qué tal si necesitas conseguir información sobre negocios cercanos? Seguramente Google es tu primera opción.

Y este gigante tecnológico ha sabido aprovechar toda la atención y tráfico que recibe. Según BBC, en el reporte anual de Google del 2015, casi 70% de sus ganancias provienen de la publicidad del buscador (que representan la modesta cantidad de 52,400 mdd).

Pero a pesar de que AdWords (la herramienta de publicidad de Google) surgió en el 2000 y es la principal fuente de ingresos de la empresa, en pleno 2018 seguimos desconfiando de los anuncios que vemos en el buscador.

Otro hecho, aún peor, es que las empresas están dejando pasar una gran oportunidad por este mismo miedo y desinformación.

Es por esto que hoy les vamos a compartir cuáles son los mitos de AdWords más populares y al mismo tiempo, los vamos a aclarar.

“Los anuncios son spam”

Esta es una frase (desgraciadamente) bastante común. Muchas de las personas que utilizan Google siguen creyendo que los enlaces que ven en los anuncios los van a llevar a páginas que no tienen nada que ver con lo que estaban buscando, o peor aún, que son spam.

La verdad es que esta creencia no puede estar más alejada de la realidad. Analízalo de esta forma: gran parte de la popularidad de Google se debe a que cuando buscas algo puedes encontrar la respuesta dentro de los primeros resultados; su éxito se ha basado en darle al público lo que quiere.

Sería bastante incongruente que mostrara resultados irrelevantes, sobre todo si se trata de páginas web que le están pagando por aparecer ahí. Además, estos anuncios deben pasar por un filtro y cubrir varios requisitos antes de que circulen por internet; así que puedes estar completamente seguro de que los resultados patrocinados no son spam o páginas web maliciosas.

“Cobran por que se vea el anuncio”

Una de las barreras más comunes que impiden que las personas y empresas inviertan en AdWords, aún después de entender que no es spam, es la creencia de que Google les va a cobrar por cada vez que alguien vea su anuncio, lo que es totalmente incorrecto.

De hecho, a este tipo de publicidad se le denomina “PPC” (siglas de Pago Por Clic), lo que quiere decir que sólo te harán un cargo cuando una persona visite tu página web a través del enlace patrocinado.

Y no sólo eso: no cualquier persona podrá ver tu anuncio; sólo aquellas que han hecho una consulta relacionada con lo que quieres vender o dar a conocer (que defines con las palabras clave). Quien le da clic a tus anuncios es alguien que ya está interesado en tus productos o servicios.

Cabe mencionar que para que tu anuncio no se muestre a cualquier persona debes saber cómo configurar una campaña y sus grupos de anuncios, de lo contrario, estarás desperdiciando mucho dinero.

“Mi competencia le da clic a mis anuncios”

Si este mito ha pasado por tu cabeza, significa que no todo está mal: ya has comprendido el alcance que tiene la publicidad en Google y que puedes obtener un gran retorno de inversión. Sin embargo, aún nos has invertido en AdWords porque crees que tus competidores entrarán a tus anuncios para gastarse el presupuesto.

Aunque puede haber casos en los que tu competencia haga estas malas prácticas, Google cuenta con tecnología que le permite detectar este tipo de actividad y la cataloga como “clics inválidos”, por lo que no te generará un costo.

Incluso puedes levantar un reporte si notas actividad inusual que AdWords no ha detectado para que la revisen, y en caso de que se trate de clics fraudulentos, te reembolsará tu dinero sin ningún problema.

Estos son 3 de los mitos de AdWords más comunes y esperamos que esta información te haya servido para aclararlos y que puedas empezar a disfrutar de las ventajas de la publicidad pagada en Google.

Y recuerda que, si quieres empezar, pero necesitas de alguien con experiencia en el manejo de los anuncios, ¡nos puedes contactar!

déjanos tus datos

tomemos un café

hola@headtag.mx

22.23.06.09.00

Taza de café